Home

por Ignacio Ratier

Vamo’, vamo’ arriba la celeste, 
vamo’ la de ayer y la de hoy. 
Vamo’ los championes de los pibes, 
los botines del ’50, 
rock and roll y bandoneón.  – Jaime Roos

Se escribió una nueva página en Brasil 2014, y se definieron los grupos “C” y “D”. Clasificaron Costa Rica y Uruguay. Los Ticos de Costa Rica empataron con Inglaterra y cumplieron su objetivo de terminar en el primer puesto. En el grupo “D” los Colombia aplastó a Japón y terminó con puntaje ideal, mientras que los griegos sentenciaron la tragedia marfileña con un penal (que me dejó alguna duda) en la agonía del partido. Los cruces en octavos hasta ahora serán entre Brasil vs Chile, Holanda vs México, Costa Rica vs Grecia, Colombia vs Uruguay.

Pero la página más rica del día se escribió en otra parte. La historia futbolística uruguaya ha ampliado nuevamente sus fronteras reforzando otro poco más la creencia popular de la fuerza que posee el espíritu de esta selección.

Uruguay1930 Plantel de Uruguay campeón del mundo, 1930.

En el año 1930 la celeste conseguía como local su primer mundial, venciendo a nuestra selección 4 a 2 en la final. Cinco años más tarde un combinado de veteranos que habían triunfado en la máxima competencia a nivel global volvían a vencer en Lima en el Campeonato Sudamericano a pesar de la edad de sus jugadores. Así nacía la famosa expresión, tan en boga estos días, de la “Garra Charrúa”. Esta expresión adquirió connotaciones de fuerza, fiereza y orgullo guerrero.

Algunos años más tarde, en tanto se diluía la Segunda Guerra Mundial y el mundo adquiría cierta estabilidad -con la creación de organismos como la ONU-, en 1950 se retomaba la costumbre mundialista. La sede era Brasil, los locales eran lejanamente los favoritos. Llegado el día de la final, brasileños y uruguayos se enfrentaban en el inmenso Maracaná de Río de Janeiro con 200.000 personas adentro. Se dice que la fiesta aquel día estaba preparada, los diarios ya estaban editados con los titulares de “Brasil campeón del mundo” e incluso el presidente de la FIFA había preparado el discurso sólo en portugués. De hecho llegaban con dos goleadas en la ronda final, 7 a 1 ante Suecia y 6 a 1 a España. Cuando parecía acercarse una goleada después de abrir el marcador al comienzo del segundo tiempo, impulsados por Obdulio Varela los charrúas salieron a darlo vuelta.

Alcides-Ghiggia-2 Alberto Alcídes Ghiggia, héroe nacional uruguayo.

Fue el héroe  nacional Alcides Alberto Ghiggia, que con una asistencia y un gol a diez minutos del final dio el batacazo. De esa forma se inscribieron en la historia grande de este deporte con la obtención de dos títulos emblemáticos; el primero de todos los mundiales y el mundial donde se produjo uno de los hechos deportivos más trascendentes: “el maracanazo”.

Y son muchos años ya de mantener un estilo, un juego de lucha y de entrega total (lo que no quita la cantidad de grandes futbolistas de calidad que los uruguayos le han regalado al mundo), de llevar en la sangre y regar la cancha con una mística que se sustenta hasta hoy. Recordemos las semifinales en Sudáfrica 2010, Forlán -elegido mejor jugador del campeonato mundial-, las sufridas victorias contra Corea del Sur y Ghana, y la sutileza del “loco” Abreu en su penal (la mayor expresión de locura en toda su carrera) después de una mano de Luis Suárez sobre la línea del arco. La Épica charrúa se ha validado históricamente una y otra vez. En 2011, también, alcanzaron a Argentina en cantidad de copas América, llevándosela de nuestra casa.

Urug1950Plantel de Uruguay campeón del mundo en Brasil, 1950.

La prueba de hoy implicaba vencer o vencer a otra nación gigante. A la tetracampeona Italia, ésta distinta a la azurra del “catenaccio” al que nos acostumbró desde tiempos inmemorables. Esta Italia comandada por el sensacional Andrea Pirlo. Pudimos observar en el terreno de juego una batalla táctica terrible, en la que los jugadores ejercieron un despliegue exhaustivo, además de la gran cantidad de golpes que se propinaron. Parecía que moría en el empate, que era imposible poder penetrar la defensa italiana. Pero cuando el seleccionado europeo quedó con un jugador menos tras la expulsión de Marchisio, la celeste salió a buscar los tres puntos y la clasificación con uñas y dientes.

“3 Millones”, el documental dirigido por Yamandú Roos, sobre la actuación de Uruguay en Sudáfrica 2010

Al igual que frente al Barcelona, jugando para el Atlético de Madrid cuando consiguió la última Liga española, apareció el hoy capitán Godín, tras un corner y elevándose e impactando el balón con su espalda. Un final para el infarto y una nueva épica, nada menos que ante los italianos. Se ha reeditado la gran historia de esta gran selección, la historia de la épica charrúa. Uruguay es grande. Un grande que como en toda épica, tiene que sufrir desde el primer minuto hasta el último. • Revista Cabeza

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s